La Prevención de Riesgos Laborales (PRL) forma parte de las obligaciones del empresario y la formación de los empleados tiene especial importancia para lograrlo.

Para proporcionar toda la información necesaria con la que reducir o anular los riesgos, una vez cumplidas las medidas oportunas por parte del empresario, es importante que los nuevos trabajadores sean instruidos utilizando un programa bien estructurado que garantice su seguridad, ya que se encuentran en un momento de especial riesgo.

Esta formación debería realizarse de modo presencial para permitir la interacción con el trabajador y mejorar su sentimiento de pertenencia, siendo potenciado con la entrega de material y con la realización de test, con los que comprobar el aprovechamiento del curso.

Últimamente también se impone el uso de materiales didácticos informáticos, que pueden ser muy eficientes, pero no debemos olvidar que los contenidos básicos deben ir más allá de la teoría:

  • Un bloque con contenidos generales: se dará una visión amplia sobre la importancia de la PRL, explicando el marco legal general sobre el que se ampara, explicando conceptos básicos y el funcionamiento de un plan de prevención, así como los riesgos generales que pueden existir en la empresa.
  • Un bloque de información sobre el puesto: Tras haberle explicado sus funciones en la empresa (esto no corresponde al curso en sí mismo), se explicarán los riesgos asociados al puesto que han sido detectados por la empresa. Seguidamente se explicarán las medidas previstas para evitarlos y la importancia de que los empleados se comprometan a seguir las instrucciones correspondientes, ya que también pueden afectar a terceros.
  • Un bloque de entrenamiento: Cuando sea necesario es importante enseñar de forma práctica cómo utilizar los medios, herramientas y equipos con los que realizará su trabajo el empleado, así como los equipos de protección y los procedimientos de seguridad. Debe ser un bloque muy práctico y orientado a la realidad del puesto a desempeñar.

Siempre que sea posible es recomendable realizar las formaciones en el propio centro de trabajo para que la teoría y la práctica se complementen y adecuen a la realidad de la empresa, el puesto y las instalaciones. Al fin y al cabo la formación es uno de los puntos más importantes en las labores de prevención.

En BBVA con tu empresa | Cursos online de formación empresarial BBVA, Obligaciones del empresario en prevención de riesgos laborales, Por qué es importante la prevención de riesgos laborales, Claves básicas para diseñar un puesto de oficina ergonómico, Calculando el grado de peligrosidad laboral con el método de William T. Fine
Imagen | SFU Public Affairs and Media Relations

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.