Las vacaciones que se disfrutan, ya sea durante el periodo navideño o cualquier otro, se erigen sobre ciertos pilares del derecho. En ellas pueden surgir algunos sucesos excepcionales o dudas, que tienen su respuesta tanto en el Estatuto de los Trabajadores como en nuestro ordenamiento jurídico.

¿La empresa puede obligar a un empleado a interrumpir las vacaciones?

La navidad es un momento especialmente sensible debido a su carácter familiar. En algunos casos hablamos de la única ocasión durante el año en el que todos los miembros se reúnen, por lo que una posible interrupción de las vacaciones pactadas puede resultar especialmente dolorosa. Por ello, podría tener un impacto muy negativo sobre la moral y el sentimiento de pertenencia a la organización del trabajador.

La ley no establece la obligatoriedad de que el empleado deba acudir a la llamada de la empresa, por lo que si no hablamos de algo totalmente necesario y excepcional, será más el daño que el beneficio que se hará a la relación laboral. Por otro lado, los días que le falten por disfrutar no podrán ser compensados económicamente (salvo despido) y vencerán el 31 de Diciembre, por lo que cabría denuncia por impedir el cumplimiento de un derecho constitucional si no existe un pacto entre ambas partes para su prórroga a Enero.

Solo se podría entender que el trabajador estaría obligado a acudir a su puesto, cuando existan causas sobrevenidas extremas, urgentes e inaplazables, que de no ser atendidas pongan en riesgo a la empresa.

¿Se pueden reducir las vacaciones navideñas como sanción?

La empresa no puede sancionar a un empleado disminuyendo sus días de vacaciones, pues estamos ante un derecho del trabajador, independientemente de su rendimiento o conducta. Lo que sí podría hacer la empresa para sancionar a un trabajador es suspenderlo de empleo (cuidado con la proporcionalidad) por un tiempo determinado.

¿Cuánto debe cobrar un empleado durante sus vacaciones?

El derecho al descanso está reconocido como un tiempo de trabajo remunerado, por lo que debería cobrar lo mismo esté trabajando o de vacaciones. No obstante, el sueldo se compone de varias partidas y algunas de ellas son extrasalariales.

En otras palabras, durante sus vacaciones el trabajador debería seguir cobrando el salario base y los complementos de carácter personal (no vinculado a su desempeño) y las pagas extraordinarias como la de Navidad.

No formarían parte del sueldo durante las vacaciones, los complementos ligados a la actividad, las horas extraordinarias, los gastos de transporte, el plus de distancia y otras partidas extrasalariales de este tipo que pudieran existir.

¿El empleado puede trabajar en vacaciones?

Un empleado puede trabajar durante sus vacaciones siempre que sea en otra empresa y que no perjudique a ninguna de las partes ni a posibles pactos de no concurrencia.

Por tanto, no podrá trabajar en la empresa de la que surge su derecho a vacaciones, pero si podría trabajar como Papá Noel en un centro comercial o en cualquier otro puesto no perjudicial para las partes si eso es lo que considera oportuno hacer durante su tiempo libre.

¿Se puede renunciar a las vacaciones navideñas?

Si una persona no desea disfrutar sus vacaciones durante la Navidad, puede tratar de pactarlo con la empresa cuando se hable de los turnos de vacaciones. Seguramente no habrá problema pues otros muchos empleados sí querrán disfrutar de dichas fechas.

Un empleado nunca podrá renunciar a sus días de vacaciones. Todo acuerdo en esta dirección se considerará nulo, pues este hecho tampoco podrá ser compensado económicamente.

¿Qué pasa si el trabajador enferma durante sus vacaciones?

En Navidad es más o menos habitual enfermar con catarros o gripes. Según una Sentencia del Tribunal Superior de la UE (a instancias del Tribunal Supremo), los trabajadores tienen derecho a disfrutar de sus vacaciones coincidentes con una baja por IT en un momento posterior, haya enfermado antes o durante su periodo de descanso.

¿Y en caso de embarazo?

Si las vacaciones coinciden con una suspensión del contrato por maternidad, acogimiento o adopción, la trabajadora podría disfrutarlas en un periodo posterior al que apareciera en el calendario de vacaciones, incluso en días posteriores al año natural.

¿Se pueden solicitar permisos retribuidos en vacaciones?

Si durante las vacaciones navideñas naciera el hijo de un trabajador o si falleciera un familiar cercano, por ejemplo, surgiría el derecho a disfrutar de un permiso retribuido, pero lo cierto es que salvo que exista pacto al contrario, sus vacaciones no se prorrogarán como en los dos cuestiones anteriores.

En BBVA con tu empresa | Vacaciones navideñas, entre el derecho y el deseo, Las cestas de navidad y la gestión de los derechos adquiridos
Imagen | Scott Feldstein


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.