Los empleados pueden ayudar a las empresas a potenciar su mensaje en la red de forma positiva mediante la utilización de sus perfiles personales. Aún así, debemos tener en consideración que para lograrlo con éxito tiene que existir una supervisión adecuada, respetuosa y proporcional.

De esta manera, existen algunos argumentos que pueden hacer cambiar de opinión a muchas personas que descartan esta idea desde un principio, ya que cada red social, empresa y puesto de trabajo tienen una disposición diferente de cara al cliente.

Twitter, por ejemplo, es una red social abierta caracterizada por la publicación de mensajes lanzados hacia todos los usuarios de la plataforma (aunque también se puede hacer en cerrado). Es decir, estamos ante un medio de comunicación con forma de red social, que puede ser utilizada como medio de difusión profesional.

Por el contrario y aunque también permite la publicación abierta, Facebook es más cerrada, aunque en breve estarán disponibles los “privilegios” en las páginas de empresa que podrían mejorar la participación puntual y/o controlada de algunos empleados utilizando sus cuentas personales, pero amparados en el perfil de la empresa. Aún así, si la empresa convoca un evento ¿es malo que los empleados puedan y sepan difundirlo entre sus conocidos? Al contrario.

Todo esto debe realizarse con formación y asesoramiento, haciendo hincapié en los puestos de más responsabilidad de la empresa, que es donde deberíamos centrarnos para dar ejemplo. Cada vez es más común encontrar a periodistas con voz propia en la red, médicos, abogados y diversos expertos que se comunican en la red con perfiles personales asociados a una marca.

De esta manera, algunos comerciales pueden encontrarla como una posibilidad interesante de hablar con sus potenciales clientes o para mantenerlos al tanto de las novedades, pero deben saber algunas claves sobre cómo hacerlo si es que ese es su deseo.

La creación de estos perfiles personales vinculados a la marca no debe ser obligatoria, ni su uso desvirtuado. La empresa no debería juzgar la involucración de sus empleados en la red social, sino invitarles a usarla como herramienta de forma voluntaria.

Algunas pequeñas empresas ya se muestran interesadas por introducir charlas y debates sobre redes sociales en sus dinámicas de distención, con el fin de enseñar el potencial y la importancia de sumar fuerzas en estos momentos tan complicados. Lo interesante es que los propios empleados de muchas de estas empresas son los que agradecen y solicitan esta información cuando se crea una estrategia en Social Media.

La clave radica en el apoyo mutuo

Podemos concluir que la empresa no debe actuar como censuradora, sino como asesora. Al fin y al cabo, las manifestaciones públicas como las realizadas por los empleados en Twitter o en otro medio de comunicación, son libres pero responsables.

Todos tienen derecho a expresarse en libertad siempre que no se incurran en faltas contra la confidencialidad, difamaciones, boicots, etc… aunque esto es un debate que nos llevaría más allá de internet: artículos de opinión en periódicos, manifestaciones televisivas y tantas otras prácticas “tradicionales”.

Lo que tiene que ver la empresa es si la participación de los empleados puede ser positiva para la estrategia online, si aportaría valor añadido y de qué manera se puede plantear. Muchos profesionales acuden a los medios de comunicación para responder preguntas del público en representación de empresas y Twitter no es más que otra manera de hacer esto, pero de forma más constante y directa.

En definitiva, la empresa no debería tomar control de cuentas creadas en nombre de los empleados (además, los casos que he visto son un desastre), ni se lo deben plantear como un medio publicitario o el centro de la estrategia online. Es algo a lo que se invita y no a lo que se fuerza… centrando nuestros esfuerzos en formar y asesorar, mientras se desarrolla la estrategia del perfil de la empresa.

En Las Empresas Cuentan | ¿Es bueno encajar los perfiles sociales de nuestros empleados con el de nuestra empresa?, Consideraciones previas que debe plantearse la empresa antes de apostar por las redes sociales, La red social para conocer a nuevas personas
Imagen | Chris Kempson


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.