El Assesment Center representa un conjunto de pruebas y técnicas de evaluación que tratan de simular y detectar conductas empresariales mediante la realización ejercicios situacionales cuantificables. Debido a sus costes y al tiempo necesario para aplicar el método (40 horas de media), suele quedar limitado a puestos directivos y al fichaje de jóvenes directivos.

En definitiva, consiste en someter a los candidatos a simulaciones y ejercicios que se realizan en situaciones casi reales, con el objetivo de que podamos observar y juzgar las conductas con naturalidad.

¿Qué estamos buscando?

El Assesment Center tiene como objetivo la identificación de conductas directivas, que en líneas generales se concretan en control, planificación, motivación, mando y toma de decisiones. No hay manera de localizar estos factores sin saber definirlos correctamente.

En lo relacionado al control, buscamos a personas con los conocimientos y las capacidades necesarias para verificar los resultados del trabajo propio y ajeno (de su equipo). Para ello deben ser personas organizadas y experimentadas.

Para planificar operaciones el candidato debe saber centrarse en los objetivos finales, por lo que necesitará de capacidades de previsión y táctica, además de saber adaptar sus prioridades y elegir los medios técnicos y humanos necesarios.

Respecto a la motivación, debe saber buscar y satisfacer tres tipos de necesidades vinculadas a las tareas realizadas por los equipos: relaciones humanas, creatividad y status económico/social.

El mando no debe entenderse como una capacidad de orden de estilo militar basada en el rango, sino en el liderazgo. Es decir, el candidato debe lograr que un conjunto de personas se unan en equipo logrando así un rendimiento óptimo, alcanzando los objetivos de la manera más rentable y asegurando su continuidad futura.

Por último, la toma de decisiones está basada en la seguridad en uno mismo, en la capacidad de conocer las probabilidades de éxito y fracaso de las decisiones tomadas y en la convicción en las propias ideas. Es preciso un gran control emocional, buenas dotes comunicativas y persistencia.

Por otro lado, también atenderemos a los rasgos de personalidad individual, analizando la capacidad de control, la motivación para conseguir sus logros y el temperamento. Respecto a la personalidad social, se estudiará la comprensión, el liderazgo, la adaptabilidad, la comprensión y la receptividad.

Por último, atenderemos los conocimientos relacionados con la cultura de la empresa. Es decir, la organización, la planificación y la toma de decisiones.

Elementos básicos del Assesment Center

Las pruebas de selección del Assesment Center están formadas por tres piezas fundamentales: observadores, ejercicios y participantes. Los primeros serán sujetos entrenados para juzgar el nivel ejecutivo de los últimos, y un número equilibrado suele ser de un observador por cada dos candidatos.

El número de candidatos es muy variable, aunque un número optimo puede estar entre 6 y 12 participantes. Cuantas más personas sean, mayor número de interacciones habrá que analizar, complicando extraordinariamente la labor de los observadores.

Por último encontramos los ejercicios, que en definitiva representan el corazón de este método. Hablamos de: ejercicios reactivos (deben actuar en torno a instrucciones específicas para encontrar variables de personalidad), de acción y de conductas manifiestas, en los que buscaremos los rasgos de personalidad individual y social de los que hablamos en el punto anterior. En la práctica podemos hablar de:

  • Test de creatividad
  • Test de aptitud
  • Cuestionarios de personalidad
  • Dinámicas de grupo
  • Cuestionario de motivación laboral
  • Juegos de Rol
  • Ejercicios de “encuentra la solución”
  • Ejercicios de agenda (Scheduling Exercises)
  • Cenas con directivos
  • Ejercicios de análisis y presentación

Para realizar una buena evaluación, los observadores deberán calificar los resultados observables en escalas cuantitativas y/o cualitativas. Es decir, lo valorado debe existir, ser observable, medibles y cuantificable en escalas definidas. Además, deberemos realizar una ponderación de cada ejercicio en relación al objetivo final.

Es importante contar con los medios técnicos adecuados como cámaras de video para realizar análisis más exhaustivos posteriormente, material físico como rompecabezas, espejos unidireccionales para observar sin ser observados, etc…

En BBVA con tu empresa | ¿Cómo es el perfil básico de un empleado de oficina?, ¿Cómo debe abordar un candidato la entrevista de trabajo?, Siete errores a evitar al realizar entrevistas de trabajo, Las cuatro fases de un proceso de selección de personal
Imagen | Alan Cleaver


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.