Los objetivos individuales y grupales deben ser comunicados a los miembros de un equipo de trabajo de forma clara y directa por su superior, para favorecer que se alcancen dichas metas y permitir que sepan de forma inequívoca lo que espera la empresa de ellos.

Para esta labor es tan importante el medio como la forma, por lo que deberíamos contar con un procedimiento estandarizado que sea ameno, breve y memorable.

Procedimiento básico para comunicar objetivos empresariales

Una vez los objetivos individuales y grupales hayan sido establecidos, se convocará una reunión de carácter grupal para comunicarlos. En ella deberemos utilizar material gráfico y realizar una presentación amena, sencilla y positiva, que esté abierta a la participación de los presentes.

Los objetivos que se transmitirán en ella serán los concernientes al equipo, sin entrar a detallar las metas individuales. Se establecerán los objetivos (cuantificables y alcanzables), pero también otras metas relativas a calidad de servicio, estrategia de negocio y otros indicadores cualitativos. Todo ello se plasmará en un documento esquemático y gráfico que será entregado a los miembros del equipo.

Esto actuará de refuerzo y permitirá que se repasen los objetivos en cualquier momento. Al final de la reunión se comunicará la fórmula de seguimiento de las metas y las reuniones de control que se irán realizando, así como la siguiente reunión privada en la que se comunicarán los objetivos individuales.

En estas reuniones individuales deberemos mantener el tono positivo y tendrán que ser directas, para evitar que se derive a temas diferentes al que ha dado pie al encuentro. Se buscará el compromiso del trabajador con sus metas y se marcarán futuras reuniones de control para ir hablando de los posibles problemas que puedan surgir a la hora de alcanzarlas.

Se entregará documentación en la que se plasmen estos objetivos (más tarde si estos se han visto modificados durante la reunión) y se podrá remitir un correo electrónico con las conclusiones del encuentro.

En BBVA con tu empresa | El valor de un buen jefe, ¿Qué hacer para que las reuniones de empresa no sean una peligrosa trampa?, Mejora la satisfacción de tus clientes con el sistema de retribución variable
Imagen | John Benson


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.