El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía, ya que se produce por la compresión del nervio mediano al pasar por el túnel carpiano (canal situado en la base de nuestras manos), a causa de una inflamación de los tendones. Por tanto, es el nervio perfiférico el que se encuentra afectado.

En muchas ocasiones afecta de forma crónica a trabajadores que utilizan sus manos de forma intensiva a lo largo de varios años, de modo que suele tratarse de una enfermedad profesional entre aquellos que trabajan con ordenadores, cajeros, costureros y demás.

Luchando contra el síndrome del túnel carpiano

La empresa está obligada a minimizar o eliminar los riesgos laborales, por lo que no podemos obviar la posibilidad de que este síndrome pueda afectar a los trabajadores de oficina, mecánicos, obreros y otros puestos similares.

Para conseguirlo debemos determinar qué puestos de trabajo pueden verse afectados por este problema y luego establecer las medidas de prevención que sean necesarias, como por ejemplo:

  • Controlar los pesos que maneja cada operario y proporcionar ayudas mecánicas cuando sea necesario, o proporcionar apoyo para su manipulación
  • Aumentar la variedad de tareas para minimizar la realización de trabajos continuados en una misma postura. Esto se puede apoyar aumentando la rotación de puestos durante el día
  • Ajustas el puesto de oficina para que los antebrazos queden a la altura de teclado, evitando que se fuerce la muñeca. Estudiar la posición respecto al ratón y el buen funcionamiento de este, con el mismo objetivo
  • En caso de trabajar sobre superficies duras durante mucho tiempo, acolcharlas en lo posible o minimizar la exposición del trabajador al riesgo derivado, marcando pausas
  • En caso de utilizar herramientas vibratorias (por ejemplo, el martillo neumático), hay que procurar minimizar dicha vibración o bien evitar que el mismo trabajador pase largas jornadas haciendo uso de ellas. También es importante formar adecuadamente al operario
  • Fomentar hábitos de vida saludable, dado que la obesidad potencia la posibilidad de sufrir de síndrome del túnel carpiano
  • Forma a los empleados sobre esta enfermedad, proporcionándoles consejos para actuar en su día a día, evitando la mala manipulación de pesos, las malas posturas, etc.

Es vital que la empresa proporcione puestos de trabajo ergonómicos y que se preocupe por este tipo de enfermedades profesionales, aunque puedan tardar años en aparecer. De nosotros depende en gran parte la salud de los trabajadores.

En BBVA con tu empresa | Los trastornos musculoesqueléticos contra la empresa, Luchando contra la exposición al ruido en el trabajo, La obesidad de los empleados españoles se cronifica, Formando en prevención de riesgos laborales a los nuevos trabajadores
Imagen | RA Torsten Kellotat


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.