Interpretar un gráfico siempre se basa en una visión subjetiva del mismo por lo que resulta complicado establecer fórmulas magistrales. En el caso de los gráficos Candlestick se pueden distinguir con facilidad algunas figuras clave que pueden ayudarnos a analizar los datos e invertir en bolsa.

Partiendo de que no hablamos de un método perfecto podemos nombrar algunas interpretaciones extendidas respecto a algunos movimientos en este tipo de datos que pueden sernos de ayuda. Normalmente las “velas” no deben ser interpretadas en solitario sino en el contexto de los registros cercanos para poder obtener información relevante para nuestras inversiones. 

Como vimos ayer, las velas tienen un cuerpo más o menos largo que marca un rango entre el precio de apertura y cierre. Esto significa que cuanto mayor sea el cuerpo mayor es la diferencia entre los precios de ambos periodos. El cuerpo negro representaría un signo bajista y un cuerpo blanco, alcista.

Estos signos pueden representar una tendencia si en proximidad encontramos una consecución de velas del mismo color y extensión similar. El problema surge cuando están acompañados por gráficos de diferente naturaleza.

Por ejemplo, si esta vela larga de color blanco está seguida de un Doji (tenéis el dibujo de esta figura al comienzo del artículo) a mitad del rango se suele ver como un posible cambio de tendencia. El doji no tiene cuerpo o es muy pequeño porque el precio de apertura y cierre son prácticamente el mismo aunque en la sesión haya fluctuado (las sombras representan esta variación tal y como dijimos ayer).

Si, por ejemplo, tenemos una vela larga y negra seguida de varias velas blancas de pequeño tamaño dentro del rango de la negra podemos decir que tras una caída en las cotizaciones se han producido tres pequeñas recuperaciones pero estaremos a la espera de la siguiente vela. Si esta es larga y negra nuevamente, interpretaremos que solo fue un signo de continuidad bajista.

El caso contrario funciona igual, es decir, si tenemos una vela larga y blanca seguida de pequeños movimientos “negros” pero dentro del rango de la blanca, podemos estar a la espera pues podría confirmarse que la tendencia alcista continúa.

Si el rango de la vela es pequeño y esta seguido de una vela de gran tamaño y color contrario fuera del rango de la primera podemos decir que se ha producido un cambio de tendencia aunque la percepción de estos tamaños es algo subjetivo y nos puede llevar a interpretaciones diferentes respecto a otros inversores o analistas.

Si nos encontramos con una vela del tipo lápida podemos interpretar que dentro de una cotización alcista ha cambiado la tendencia. Si nos fijamos en la figura, vemos que hay una sombra superior y una línea horizontal como base. Esto significa que durante la sesión los precios cotizaron por encima del de cierre y que este terminó siendo igual o similar al de apertura. Cuanto más larga sea la sombra superior mayor será la señal del cambio de tendencia.

La inexistencia de sombra inferior supone que el precio de apertura y cierre fue el menor de la jornada. Si existiera una pequeña sombra inferior podría llegar a ser una vela Doji, en cuyo caso podríamos esperar al siguiente día de cotización para descubrir si estamos hablando de un cambio en el mercado.

Las velas “martillo” normalmente significan un signo alcista dentro de una tendencia bajista. La apertura y el cierre están por encima a los bajos precios que se han cotizado durante el día aunque como con todo lo que estamos diciendo, su interpretación dependerá del resto de velas del gráfico y su evolución. El color nos dirá si el cierre fue superior o inferior a la apertura.

La forma de martillo invertido negro suele ser vista como un cambio en la tendencia. El precio de cierre, por tanto, fue inferior a todo lo cotizado durante la jornada. Sin embargo si el martillo es blanco tendremos que el precio de cierre no fue el más bajo de la jornada aunque también supone que las cotizaciones han bajado durante la jornada.

Pese a que estas claves pueden aplicarse en muchos casos lo cierto es que cuando se producen “tormentas bursátiles”, como en estos momentos, no resulta nada fácil hacer buenas interpretaciones en base a los gráficos.

Estos pueden ayudarnos a ver tendencias donde antes solo veíamos líneas y gráficos pero requiere de un estudio mucho más profundo para realizar interpretaciones mínimamente fiables. Este artículo simplemente pretende mostrar algunos signos analizables y formas que se pueden identificar en los gráficos Candlestick.


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.