El diseño ergonómico se basa en crear puestos de trabajo adaptables a las características y circunstancias de cada persona, con el fin de evitar que estas sean los que tengan que forzar su postura, pudiendo sufrir lesiones a largo plazo. En las oficinas y despachos, contamos con varios elementos comunes a considerar, muy relacionados con la informática.

La mayoría de los problemas derivados de la no adaptación de los puestos, se deben a las malas posturas y a la falta de movilidad de los miembros superiores, que puede producir torsiones forzadas en nuestro cuello y/o columna vertebral. Para evitarlo, existen algunos consejos a aplicar en los elementos claves del puesto.

Pantallas

La incorrecta utilización de los monitores pueden producir fatiga visual y/o problemas posturales, siendo mayor el riesgo cuanto más tiempo se pase frente a estos elementos. La contracción continua de los músculos de la espalda y de la nuca producidas por un puesto mal diseñado, también puede afectar a las manos y a las piernas por los posibles problemas de riego sanguíneo producidos.

Hablamos de síntomas a largo plazo, pero de riesgos evidentes para el bienestar de los trabajadores que pueden combatirse aplicando algunos consejos básicos:

  • Las pantallas deben ser orientables por cada usuario, adaptándose a sus necesidades específicas
  • El contraste y la luminosidad tienen que ser adaptables a las condiciones ambientales y a cada trabajador. Sobre todo el contraste existente entre caracteres y fondo de pantalla
  • Se evitarán los reflejos, cuidando la ubicación de las pantallas respecto a las ventanas y otros elementos lumínicos
  • Los monitores deben contar con una buena resolución y definición, pudiéndose aumentar el tamaño de los caracteres y otros elementos.
  • Se utilizarán pedestales o mesas regulables cuando sea necesario, a fin de mejorar la postura.
  • La imagen debe ser estable y se deben minimizar los destellos y otras formas de inestabilidad de imagen que pueda afectar a la visión

Teclados

El teclado está relacionado ante todo con los problemas posturales, por lo que los consejos se centran en minimizar estos problemas, existiendo cinco características a considerar:

  • Utilizar teclados en colores mate para evitar reflejos
  • Las letras y símbolos del teclado deben ser claramente visibles para evitar posturas forzadas con el fin de percibirlas con claridad
  • Debe existir espacio suficiente delante del teclado y ratón para poder apoyar las manos y los brazos, así como para ubicar otros elementos del puesto.
  • El teclado debe ser inclinable e independiente de la pantalla, para favorecer la comodidad en el trabajo
  • Ubicar el teclado con una inclinación de 5 a 15 grados sobre la horizontal y situándolo sobre una superficie antideslizante
  • Utilizar una disposición de teclas estándar que facilite su utilización

Mesas, sillas y reposapiés

Las mesas deben contar con la suficiente amplitud como para poder disponer de todos los elementos de trabajo al alcance de la mano, especialmente el teclado, el ratón y la pantalla. Se deben evitar las superficies que puedan producir reflejos y los deslizantes.

Los reflejos pueden ser una causa más de fatiga ocular y las superficies deslizantes pueden producir el movimiento involuntario del teclado que produce incomodidades y tensiones musculares.

Por otro lado, las sillas son fundamentales para prevenir los problemas de columna, teniendo que ser regulables en altura e inclinación del respaldo. Esta última pieza es la que debe cargar con el peso, en lugar de la espalda.

Tan importante es la regulación como que la empresa se preocupe por formar a sus empleados para que sepan realizar el ajuste más favorable para su salud.

El reposapiés puede ser un elemento de ayuda cuando la altura de la silla y la mesa no permitan que el trabajador apoye la planta de los pies en el suelo. En cualquier caso, los hábitos de descanso y la educación postural deben complementar estos consejos básicos.

En Las Empresas Cuentan | Por qué es importante la prevención de riesgos laborales, Obligaciones del empresario en prevención de riesgos laborales, La iluminación como factor de riesgo laboral
Imagen | Highways Agency


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.