Cuando la situación nos supera y no podemos salir de un gran problema empresarial algunas personas intentan buscar soluciones creativas y tirar de optimismo para aguantar, no obstante cuando nada da el resultado deseado podemos decaer y sentir que hagamos lo que hagamos todo seguirá igual.

Los continuos fracasos han ido mellando nuestro carácter y nos debilitan hasta el punto que podemos entrar en un estado de abatimiento. Esto significaría entrar en una especie de parálisis en la que nos dejaríamos llevar por la desgracia. Sobre esto se han centrado varias investigaciones de Martin Seligman, que demostró la existencia deesta “indefensión aprendida“ en los años 90 mediante un curioso experimento.

Leer más


Germán Udiz

Grudiz (Germán Udiz) es divulgador, analista y máster en gestión de RRHH, ADE, Bachelor in Business Administration. Actualmente Administrador de Visión Veterinaria. Autor de "La historia de nuestra EGOnomía", "Manual de Dirección Comercial y Marketing" y "Aprendiendo bolsa desde cero"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.